México

México

countryName

Un Canto por África

Preguntas Frecuentes sobre el Cuerno de África

¿Cuál es la situación actual en el Cuerno de África?

  • Mientras que el número de personas con inseguridad alimentaria extrema y hambruna ha disminuido desde el momento más crítico de la sequía en el verano de 2011, los altos precios de los alimentos y una gran cantidad de personas desplazadas continúan siendo retos importantes para la seguridad alimentaria en la Región.
  • En Somalia, el número de personas en situación crítica ha caído de 4 a 2.34 millones de personas. No obstante, altas tazas de malnutrición, inseguridad y la suspensión de labores de actores humanitarios clave debido a Al Shabab continúan siendo preocupantes.
  • La violencia en los estados fronterizos al sur de Sudán, combinados con patrones erráticos de lluvia en 2011 han resultado en bajos rendimientos en las cosechas en el país, los cuales se han bajado un 50% con relación al 2010.
  • Se espera que más de 1 millón de personas continúen pasando inseguridad alimentaria severa en el sur de Sudán en 2012 debido a una combinación de violencia, lluvias erráticas y altos precios de los alimentos y los combustibles, lo que lleva a un déficit de cerca del 50% de los cereales necesarios para la alimentación de la población.

¿Por qué es el hambre un problema en la región?

Comparado con hace 20 años, la productividad en algunas partes de la región (alimentos básicos por área de tierra) se ha de hecho triplicado, de una tonelada por ha a más de 3 toneladas por ha. Sin embargo, con el crecimiento poblacional la reducción de las tierras cultivables por agricultores de subsistencia y la migración a zonas marginales, así como la profundización de los efectos del cambio climático y la continua marginalización económica de los países del Cuerno de África en la economía mundial, se genera presión sobre los recursos cada vez más escasos de la región. La situación se ha exacerbado por altos precios locales de los cereales, una alta mortandad del ganado, conflicto armado y restricciones al acceso del apoyo humanitario en algunas zonas.

La respuesta de los donantes a la crisis alimentaria muchas veces se limita a respuestas de corto plazo más que a proyectos a largo plazo que ayuden a mitigar la crisis. El impacto y la visión de los proyectos de emergencia para romper el ciclo de la inseguridad alimentaria se ven por tanto limitados.

¿Por qué apoyar a la agricultura y al pastoreo?

Cerca del 80% de las personas en el Cuerno de África dependen de la agricultura y el pastoreo como su principal fuente de ingreso y alimento. En la lucha contra el hambre, es esencial que se dé mayor importancia a restaurar, proteger y fortalecer los medios de vida de los grupos que dependen de la agricultura y el pastoreo para continuar con su forma de vida e incrementar la resiliencia ante futuros eventos climáticos.

Basados en tendencias anteriores, cada dólar estadounidense gastado en agricultura entre este momento y el final del año representa ahorros de hasta 10USD en asistencia humanitaria por el resto del año. Por otra parte, la falla de proteger los medios de vida de pastores y agricultores durante el inicio y la duración de una crisis puede incrementar el riesgo de enfermedades, muerte y desplazamientos, así como el riesgo de pobreza a largo plazo lo cual genera vulnerabilidad ante crisis futuras.

Proveer asistencia agrícola promueve la estabilidad y previene el empeoramiento de las crisis en los países afectados, mientras que por otro lado limita el impacto de reducciones en el suministro de alimentos. También contribuye a evitar el desplazamiento, el desempleo, la venta de activos, el empeoramiento de indicadores de salud y la dependencia de la asistencia alimentaria y otras formas de asistencia.

Esto puede lograrse a través de un enfoque de doble vía, que cumpla con las necesidades inmediatas de las poblaciones vulnerables mientras que construye resiliencia a largo plazo, dirigiéndose a todos los aspectos de la seguridad alimentaria para asegurar la reducción sostenible a futuro del hambre y la malnutrición.

¿Cuáles son las principales actividades de la FAO al responder a la sequía?

En términos de apoyo en el terreno la FAO ha asistido a las poblaciones locales y a los gobiernos:

·        Rehabilitando estructuras hidráulicas

·        Distribuyendo semillas, herramientas y otros insumos agrícolas

·        Proveyendo vigilancia y control de enfermedades animales y vegetales,

·        Liquidando existencias de ganado

·        Apoyando campañas de vacunación para apoyar a los pastores

·        Apoyando y coordinando estrategias de seguridad alimentaria y nutricional, conduciendo análisis en tiempo real de las condiciones existentes y emitiendo informes oportunos sobre el estatus actual de los riesgos y la vulnerabilidad de la región.

Las propuestas de la FAO incluyen:

·        Restaurar la producción agrícola de los granjeros a través de la distribución de insumos agrícolas adecuados y enfoques innovadores como vales y ferias de semillas para la próxima temporada de siembra.

·        Salvaguardar los medios de vida y los activos remanentes de los pastores vulnerables a pequeña escala a través de la venta asistida de ganado, la provisión oportuna de pienso animal y agua para evitar la muerte de los animales, y tratamiento de emergencia y vacunación para evitar las enfermedades en el ganado.

·        Proveer oportunidades de trabajo por efectivo al emplear temporalmente a miembros de la población vulnerable para que obtengan una fuente de ingreso que les permita comprar alimentos y que contribuya a la resiliencia al rehabilitar la infraestructura productiva y al evitar la venta de activos productivos.

Con su trabajo y en colaboración con gobiernos, ONG y otras Agencias de Naciones Unidas, la FAO coordina intervenciones constantes relacionadas con la seguía a nivel regional, nacional y comunitario.

¿Qué medidas a largo plazo está tomando la FAO?

FAO promueve la adopción de medidas para la reducción de riesgos por desastres que puede prevenir que el empeoramiento de los ciclos sequía-inundación y otros shocks climáticos se conviertan en desastres humanitarios. Las estrategias incluyen ayudar a las personas a gestionar sus recursos hídricos y naturales, mejorar el suministro de agua, apoyar el manejo de pastizales y proveyendo pienso animal y vacunación.

La FAO también asiste a los gobiernos y a las comunidades locales a adoptar medidas de reducción de riesgos por desastre y proveyendo vales en efectivo por actividades laborales para apoyar las necesidades inmediatas y la resiliencia de comunidades vulnerables. La FAO ayuda a mejorar las capacidades de las personas locales para que puedan ayudarse a sí mismas.

¿Cuál es el impacto de los altos precios de los alimentos en el Cuerno de África?

Los altos precios internacionales de los alimentos afectan a los países que dependen de las importaciones como Djibouti y Somalia, cuya razón de dependencia de las importaciones es de 10% y 60% respectivamente. Estos países enfrentan un alza en el gasto de importación de alimentos. Ante la falta de políticas dirigidas a proteger a los consumidores, la transmisión de los altos precios internacionales a los emrcados locales afecta el acceso a los alimentos de los hogares más vulnerables que ven reducido su poder adquisitivo.

Mayores precios internacionales de los combustibles resultan en un incremento en los precios de transporte, lo cual también podría haber presionado para un alza en los precios domésticos de los alimentos. De mayo de 2010 a mayo de 2011 los precios domésticos de los combustibles se incrementaron 60% en Etiopía, 39% en Somalia y 34% en Kenia. Los altos precios de los cereales aunados a un deterioro en las condiciones del ganado debido a la sequía (lo que llevó a menores precios en el ganado) están causando un deterioro substancia en términos de comercio para los pastores, limitando su acceso a los alimentos.